X

Consejos para ser un buen ahorrador

| |

El ahorro es un elemento esencial para los individuos, las familias y la sociedad en general. De acuerdo a la Real Academia Española de la Lengua (RAE) proviene de “horro” y lo denomina como “guardar dinero como previsión para necesidades futuras” o “evitar un gasto o consumo mayor”. Su relevancia es tal, que en algunos países como China, la educación financiera es parte de sus planes educativos.

Sin embargo, siendo honestos, al momento de hablar sobre “ahorro” sale a relucir mucho de quienes somos, al considerarse un tema muy personal y privado. No es como que entre amigos o conocidos nos juntemos para comentar sobre nuestras AFORES, planes para el futuro, inversiones, compras o bienes.

En este sentido, y para fomentar el hábito del ahorro en la población, existe el Día Mundial del Ahorro: 31 de octubre. Surge en 1924 en Milán tras finalizar el primer encuentro mundial sobre el ahorro. Y llega con la necesidad de remarcar, a nivel mundial, la importancia que tiene esta actividad en la economía de las familias.  

Si aún no te convencemos, podemos afirmar que el ahorrar te permite contar con recursos en el futuro, sobre todo para solventar gastos no previstos o para planear un buen retiro laboral. Así que si tú ya eres un ahorrador ¡felicitaciones!, y si no, nunca es tarde para comenzar.

Aquí te presentamos unas recomendaciones para lograr ser ahorrador y convertirlo en un hábito que automáticamente cambiará tu vida:

Debes armar un presupuesto, si no sabes cuánto estás destinando para tus asuntos del día a día, iniciemos por esa parte. Separa tu presupuesto en:

  1. Gastos: estos se refieren a los pagos que cada mes sí o sí debes realizar como el pago de la renta o la hipoteca, pago de servicios, alimentos, colegiaturas, etc. 
  2. Ahorros: aquí el truco es considerarlo como un gasto, de este modo destinas en automático una parte de tus ingresos al ahorro.
  3. Deudas: es necesario ser proactivo sobre el pago de deudas, es decir no dar sólo el mínimo, y también hay que evitar adquirir nuevas deudas.
  4. Diversión: Sí, aquí viene la parte de entretenimiento que también requiere un monto destinado para salidas al cine, museos, restaurantes y conciertos. Y el cual también tendrá que definirse de acuerdo a los gastos anteriores. Como tip, en este punto, te recordamos que vivimos en una de las ciudades con más museos, así que aprovecha alternativas que no representen un gran costo.
  5. Inversión: Elige alternativas que hagan crecer y trabajar tu dinero asimismo busca y diversifica en más de una opción.

Estrategia 50/20/30

Si aún tienes dudas en qué porcentaje llevar a cabo tu planeación, aquí te va una sencilla fórmula, la estrategia del 50/20 /30: el 50% del dinero de tu sueldo lo tienes que dedicar a gastos, el 20% directamente a ahorro, y el 30% a gastos personales tales como diversión y deudas (mencionadas anteriormente). Así de sencillo. 

“El ahorro es muy importante y para que lleguemos a él es necesario contar con una buena planificación económica. Por otro lado aquel dinero que no gastamos podemos invertirlo y de este modo generar un ingreso extra”, advirtió Paulina Aguilar, Directora General de la plataforma de crowdfunding Cumplo México.

La idea es que una vez que lleguemos a nuestras metas de ahorro empecemos a invertir. Es importante que este acumulado se destine a instrumentos de inversión adecuados, ya que estos recursos deben estar en mercados financieros para que puedan seguir fluyendo, de lo contrario nuestro dinero se queda estancado y no permite una inversión productiva.

A manera de conclusión y cómo podrás darte cuenta, todo se trata de planeación y programación. Haz realidad esas metas que parecen imposibles y como mantra repite el consejo del empresario e inversor estadounidense, Warren Buffett: “No ahorres lo que queda después de los gastos, gasta lo que queda después de ahorrar”. 

Anterior

Beijing: una ciudad fuera de este mundo

Cómo incorporar nuevos empleados en tiempos de trabajo en casa

Siguiente