Modalidad online




5 retos de ser mamá y emprendedora y cómo superarlos

| | ,

Emprender y liderar una familia es­ un reto doble que hace dudar a muchas sobre su capacidad y lo viable de su negocio, esos obstáculos pueden ser superados a través de mecanismos de apoyo a la inversión, cultura de la administración de negocios y contar con redes de apoyo de otras mamás emprendedoras que se convierten en compañeras y mentoras.

De acuerdo con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), De los 52.1 millones de personas que integran la fuerza laboral, sólo 19.5 millones son mujeres, que forman parte de la población económicamente activa (PEA) y, de esa cifra, más de 13 millones son madres que trabajan. Millones de mujeres deciden iniciar negocios propios. Las estadísticas señalan que las mujeres ocupan 31% de los puestos de alta dirección en México, de acuerdo con la OCDE, y sólo 2% de las mujeres mexicanas trabajadoras son entrepreneurs.

Al objetivo de emprender, muchas mujeres agregan el sueño de ser mamá, y enfrentan una serie de obstáculos y retos para que su negocio crezca y se mantenga activo. Estos son los 5 retos a los que se enfrentan las mamás emprendedoras, y cómo superarlos:

1. Trabajar y familia: El reto en común para las mujeres que emprenden y son madres es superar la idea de que al hacerlo descuidan a su familia. La solución está en encontrar el balance en el tiempo que se destina a cada labor y no separarlos si no es necesario.
Algunas emprendedoras involucran a sus hijos más grandes en la elaboración de sus productos, les enseñan el proceso y así el trabajo se convierte también en proyecto familiar, una actividad de aprendizaje y que permite supervisarlos y convivir con ellos. O bien, destinar horarios y días específicos para el empleo y otras para supervisar la dinámica del hogar. La clave es la organización para que ninguna de las dos partes sea descuidada.

2. El tiempo: durante los primeros meses de emprendimiento, lo más complejo es organizar el día a día para realizar todas las acciones necesarias en el crecimiento del negocio. Si a estas se suman las responsabilidades de dirigir una familia, quizá le falten horas a tu día.
Descuidar el cumplimiento de labores puede poner en riesgo tu crecimiento como emprendedora, por lo que debes llevar una agenda diaria muy específica. Lo más recomendable es contar con un esquema de actividades en físico, como una agenda o libreta, y una digital, que emita recordatorios de reuniones, fechas de pagos, solicitudes a proveedores y entregas a clientes. Delega responsabilidades y hazte de un equipo confiable que te ayude a alcanzar tus metas.

3. Financiamiento: Conseguir el financiamiento puede ser complejo y requerir de una serie larga de trámites; pero, por fortuna, existen fondos de inversión que se enfocan en pequeños negocios y que buscan ideas innovadoras en manos de mentes emprendedoras. También se puede recurrir a incubadoras, que además de ayudar a formar la estructura de tu nueva empresa, te orientarán sobre cuáles son los mecanismos actuales y más sencillos para hacerte de fondos, como el crowdfounding.

4. Liderazgo: nadie nace con el conocimiento total sobre cómo emprender y tener negocios exitosos. Existen cursos en línea, como los de Fundación Carlos Slim, u otros presenciales que en poco tiempo te darán un panorama que irás complementando conforme tu emprendimiento crezca y requiera de mayor experiencia de tu parte. Lo seguro, es debes estar dispuesta a aprender, a equivocarte y a resolver eventualidades de manera eficiente.

5. Redes de apoyo: No estás sola. Hay diversos organismos, algunos derivados de iniciativas de la administración pública como  Inmujeres, y otros en los que son las mamás quienes se han organizado directamente, en los que puedes encontrar asesoría que te permite resolver dudas y acompañamiento.

 Ser mamá no es un obstáculo para emprender negocios y ser emprendedora no significa descuidar o alejarte de tus hijos y familia. “Las comunidades de emprendimiento y de apoyo para madres de familia son espacios idóneos para el desarrollo de las ideas de negocio y de redes de contactos, financiamiento y promoción que son piezas clave para tener éxito en las diferentes industrias”.

Anterior

Cómo la tecnología puede impulsar los Objetivos de Desarrollo Sostenible

La UNAM abre convocatoria para ingreso a posgrados

Siguiente