X
X
Cómo implementar el home office de manera eficiente durante la pandemia » Guía de Posgrados

Modalidad online




Cómo implementar el home office de manera eficiente durante la pandemia

| | , ,

Ante la actual contingencia que vive nuestro país por el COVID-19, el esquema del home office o trabajo en casa se está convirtiendo en la mejor opción para que las empresas puedan enfrentar esta situación sin que esto afecte sus procesos. 

El home office, con alrededor de dos décadas de existencia, ha evolucionado en los últimos años y se ha formalizado dentro de las empresas, no sólo como consecuencia de los múltiples beneficios de la tecnología, sino también de la tendencia en las organizaciones de ser más flexibles en los espacios y horarios de trabajo.

Sin embargo, ante situaciones como la que hoy nos enfrentamos es momento de poner en marcha esta modalidad, en la medida posible y tipo de puestos que lo permita, por el bienestar de nosotros mismos, nuestros equipos de trabajo, de nuestras empresas y, en consecuencia, de nuestro país. 

Para llevarlo a cabo es importante que los jefes o superiores establezcan un programa de cumplimiento por objetivos, que los empleados tengan claros sus objetivos y que se considere proporcionar las herramientas tecnológicas necesarias para que los colaboradores puedan trabajar de manera eficiente. 

Publicidad
Publicidad

Por ello, OCCMundial comparte las siguientes recomendaciones para llevar a cabo este proceso de manera ordenada y eficiente: 

1. Asegurar las herramientas tecnológicas para mantener un trabajo virtual efectivo

Para poder cumplir con un esquema de home office, las empresas o áreas de Recursos Humanos deben asegurar contar con lo necesario para lograr el objetivo. Es decir:

  • Computadora (de escritorio o laptop)
  • Acceso a internet (conectividad)
  • Softwares especiales para su área de especialidad 

2. Realizar la coordinación de este esquema por área

Cada una de las áreas o departamentos deberá coordinar con su equipo de trabajo desde los horarios hasta el modo de comunicación. Por otro lado, también es importante coordinar las tareas y metas asignadas para cada integrante; esto con el objetivo de ser productivos y eficientes desde su hogar. 

3. Comunicación constante

El hecho de trabajar en casa no significa no estar en contacto con el equipo de trabajo o reportarse cuando sea necesario. Es decir, deberán comprometerse a atender los llamados vía telefónica o los mensajes instantáneos. Algunos de los medios más comunes son Whatsapp, Messenger, Telegram, Hangout, Skype, pero sea cual sea el medio, el fin es mantenerse atentos y en constante comunicación. 

4. Implementar medidas de ciberseguridad

Con el objetivo de realizar un trabajo remoto seguro al usar la red empresarial y evitar fugas de información, se puede restringir el acceso con herramientas adecuadas, como soluciones o códigos de seguridad que detecten comportamientos extraños o identifiquen amenazas.

Por ejemplo, el uso de una VPN (Virtual Private Network), tecnología de red que se utiliza para conectar una o más computadoras a una red privada utilizando Internet, de manera que el acceso remoto a los recursos corporativos sea seguro. 

5. Seguir las medidas de prevención

Recomienden a su gente que aunque estén en casa implementen medidas de higiene recomendadas por las autoridades de salud como el lavado de manos o el uso de gel antibacterial.

Asimismo, mandarles comunicaciones recordándoles que se les exhorta a mantenerse informados, a seguir las medidas de prevención, conservar la calma, evitar compartir información no verificada y aplicar estrictamente las acciones de distanciamiento social por el bien de todos. 

¿Qué beneficios tiene el home office?

Ahora bien, como empresas o áreas de Recursos Humanos tomemos en cuenta que los beneficios del home office son múltiples: 

  • Mayor productividad de los colaboradores al ahorrar tiempo en traslados
  • Menos desgaste emocional
  • Economía en recursos e instalaciones
  • Un mejor ambiente laboral 

Aunque en estos momentos lo recomendable es mantenerse en casa, el esquema incluye la oportunidad de trabajar no sólo en casa, sino en cualquier lugar distinto al escritorio de una empresa que permita a la persona realizar su trabajo de manera ordenada y oportuna.

Anterior

6 cosas que las empresas deben considerar antes de que los empleados trabajen desde casa

¡Que tus finanzas no entren en pánico! Amortigua tu economía con estas recomendaciones

Siguiente