¿Estudiar un posgrado o una segunda carrera? Lo que debes tener en cuenta

| |

La duda de no saber si estudiar un posgrado o una segunda carrera es muy frecuente entre las personas que desean ampliar su conocimiento y, sobre todo, engrosar su currículum para encontrar un buen trabajo o emprender proyectos de tipo personal, porque es cierto, para lograr estos objetivos es muy importante complementar la formación académica tanto como sea posible.

Por eso,  aquí te decimos por qué estudiar y qué debes tener en cuenta antes de decidirte.

¿Por qué estudiar un posgrado?

El estudio de posgrados ha ido en aumento. Datos y cifras

Según datos del Anuario Estadístico de la Asociación Nacional de Universidad e Instituciones de Educación Superior, la cifra de estudiantes de posgrado ha ido aumentando en las últimas décadas, pues a principios de este siglo, en 2003, la cantidad de alumnos matriculados en México era de 139,669 mientras que para el ciclo escolar 2017-2018 la cifra alcanzó 351, 932; es decir, el porcentaje ha incrementado casi 250% en poco menos de dos décadas.

Esto significa que realmente hay un interés por las personas para cursar posgrados en México; las razones pueden girar entorno a diversas cuestiones, pero sobresalen  las siguientes:

  1. Porque hay más o mejores ofertas educativas
  2. Por necesidad de tener conocimientos especializados y las ventajas que implica,
  3. Placer por estudiar y mantenerse actualizados.

Un posgrado permite especializarse en algún área de conocimiento

Si sientes que tus estudios universitarios no son suficientes o no fueron lo bastante especializados como para cubrir tus necesidades intelectuales que puedan hacer frente a los retos de tu actividad profesional, un posgrado te ayudará a reforzar el conocimiento adquirido en la carrera universitaria y, sobre todo, a especializarte.

Un posgrado otorga prestigio académico

El prestigio no solo se refiere al logro académico que representa obtener un título de posgrado, sino a la imagen positiva que proyecta el graduado: una persona que se supera día a día, que está en constante aprendizaje, que amplía su capacidad profesional, y si el programa de posgrado está en estrecha relación con la carrera universitaria, denota un mayor interés, convicción y pasión por el área o rama de estudio.

Acceder a ofertas de empleo de alta competitividad y con mejor paga

El mercado laboral se ha vuelto más especializado, exigente y competitivo. En este sentido, la forma en la que la educación universitaria ha cambiado es una ventaja en estos tiempos, pues la oferta de posgrados de alto nivel es mucho mayor en países como el nuestro. Esto permite que, al contar con mejores estudios que interesan a grandes empresas o sectores, las posibilidades de tener un empleo mejor remunerado aumentan considerablemente.

¿Por qué estudiar una segunda carrera?

Tu abanico de interés es amplio

Hay quienes se interesan por varias áreas de estudio y simplemente tienen la capacidad y el gusto de aprender algo extra respecto a la carrera que eligieron inicialmente.  Si este es tu caso, quizá el estudiar una segunda carrera pueda ser la opción para satisfacer tu avidez de conocimiento.

Una segunda carrera puede complementar a la primera

En muchos otros casos, el interés por estudiar una carrera adicional, aunque sea de otra área, puede significar querer integrar los saberes, y es que es cierto que las carreras pueden ser interdisciplinarias. Esta situación es más notoria cuando se comienza a trabajar, pues la capacidad de desarrollar otras actividades que no sean específicas a nuestra área a veces es más valorado por los empleadores.

Es más flexible en su exigencia comparada con un posgrado

Estudiar una segunda carrera representa un esfuerzo considerable, debido a que significa retomar un ritmo de vida del quizá ya te habías desacostumbrado, sin embargo, el tiempo de estudio en la mayoría de las universidades es de 4 años, mientras que una maestría, por ejemplo, es de 2 años; es decir, tendrás más tiempo para afianzar tus conocimientos si administras bien tus tiempos.

Replantear tu perfil profesional

Si en el peor de los casos tuviste la mala experiencia de elegir de manera equivocada la carrera universitaria, hacer una segunda carrera te ayudará a mejorar no solo en el ámbito profesional y laboral, sino en el personal que es lo más importante para sentirte bien contigo mismo y lograr sobresalir.

Ahora bien, si quieres saber cuáles son las maestrías mejor pagadas, tener un panorama general de las carreras universitarias e información educativa técnica para que puedas tomar una mejor decisión a la hora de elegir qué estudiar, el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) ofrece en línea la herramienta Compara Carreras que podría ser de mucha ayuda para ti.

Al final, tú tomas la decisión, por lo que es recomendable que consideres tus prioridades, necesidades e intereses en proyectos a corto, mediano y largo plazo para que tomes la mejor decisión.

Anterior

¿Cómo prepararse para correr un maratón por primera vez?

¿Planeas viajar a Estados Unidos? Redes sociales: nuevo requisito para sacer la visa

Siguiente