¿Cómo delegar? La soft skill que necesitas ya

| | ,

Delegar es una de las soft skills que más necesitas dentro de tus capacidades. Esta herramienta te permitirá ganar eficacia, eficiencia y un equipo súper capaz, motivado y en constante crecimiento. Conoce los beneficios de delegar y cómo puedes poner en práctica con eficiencia esta soft skill.

Delegar en términos básicos

Delegar se refiere a la acción de redirigir tareas e iniciativas a otros miembros del equipo. Es decir, compartir o transferir tareas y parte de la responsabilidad a otra persona. Delegar el trabajo y las actividades sirve para distribuir parte de la responsabilidad de manera más equitativa; no debe perderse de vista que se delega la tarea, mas no la responsabilidad en su totalidad.

6 beneficios de aprender a delegar

  1. Como líder obtendrás una visión clara de las capacidades y aprendizaje de los miembros de su equipo. Así podrás gestionar los recursos con los que dispones.
  2. Te dará el tiempo y la oportunidad de enfocarte en las tareas de nivel más alto y que solamente tú puede ejecutar.
  3. Ofrece a tus colaboradores la oportunidad de aprender, retarse a sí mismos y desarrollar nuevos talentos.
  4. Desarrolla confianza dentro del equipo y mejora la comunicación.
  5. Mejora la eficiencia, la productividad y el manejo del tiempo.
  6. El equipo tendrá las capacidades para funcionar casi en total autonomía.

También te puede interesar: 5 hábitos que todo líder debe poner en práctica

¿Cómo ejercitar y poner en práctica esta soft skill?

Identifica qué tareas puedes delegar

Evalúa la importancia y las implicaciones de que otra persona realice ciertas tareas. Habrá personas dentro de tu equipo con el contexto, la experiencia o el conjunto de habilidades para hacer un trabajo de manera eficaz.

Con tiempo

Delega esa tarea lo antes posible, prácticamente en cuanto surja.

Reclamo de la tarea

Una vez transcurrido el plazo razonable para realizar la tarea, solicítala, pero de igual forma, con tiempo, no cuando la necesites en el último momento.

Brinda toda la información posible

Da toda la información sobre la tarea y en torno a la tarea. Por ejemplo: objetivo, motivos, plazo de tiempo para realizarla, entrega, instruye sobre cómo hacerla y qué cosas no deben perderse de vista para evitar contratiempos, etc. Asegúrate de que tu colaborador haya entendido con claridad.

Ofrece medios y autoridad

Delegar también consiste en dar la autoridad y los medios suficientes para que se ejecuten las tareas delegadas. Al asegurar estos aspectos quitarás frenos, pérdida de tiempo, y ofrecerás confianza y motivación.

Revisa periódicamente

Uno de los puntos de esta soft skill no consiste en deslindarse de la responsabilidad. Deberás monitorear el progreso, sin asfixiar a la persona responsable. Mantén tu distancia, pero sin perder el conocimiento del progreso.

Comentarios y reconocimiento

Una vez que la tarea esté resuelta y entregada, es indispensable que ofrezcas un feedback. Si deseas que las capacidades de tus colaboradores incrementen, brinda comentarios de correcciones, consejos y de reconocimiento. Procura buscar el momento adecuado, evita interpretaciones y generalizaciones, y busca que la retroalimentación sea útil para el futuro.

Invierte en la capacitación

No pierdas de vista que con capacitar a los miembros de tu equipo de trabajo podrás liberar más tareas en el futuro. Piensa en la formación como una inversión en tus colaboradores y en tu propio tiempo.

Anterior

Las 7 carreras con maestrías mejores pagadas en México

¿Para qué sirve la comunicación efectiva en el trabajo?

Siguiente