X

Datos y cifras sobre las emisiones contaminantes

| |

Desde inicio de año se han registrado 4,425 incendios forestales en 30 estados de México; de estos, 20 se generaron en la capital del país y 30 en el Estado de México (según datos de la Comisión Nacional Forestal (Conafor). Esto ha derivado en la activación de contingencias ambientales a causa de una mala calidad del aire repleto de micropartículas dañinas para la salud.

Si bien la emisión de las partículas mencionadas es resultado del humo que no ha podido disiparse por la escasez de lluvia, las temperaturas intensas y poco viento, existen otros factores que contribuyen a que la contaminación en la CDMX incremente.

Una de las principales fuentes de emisiones es la producción de energía (70%). Dentro de este sector, los medios de transporte son responsables del 36% de los GEI (gases de efecto invernadero) expulsados a la atmósfera. En la ZMVM existe un parque vehicular de 5.7 millones de unidades, de las cuales más de la mitad circula diario, convirtiéndose en una de las problemáticas típicas de las grandes ciudades.

Otra fuente importante es la generación de residuos (7%), que se divide en basura orgánica, inorgánica y de manejo especial. De acuerdo con Helena Molín, directora de la Coalición Clima y Aire Limpio, para 2025 habrá 1,400 millones de personas en áreas urbanas, y cada una producirá el doble de desechos sólidos, en comparación con el promedio actual. Por lo anterior, la generación de basura y su manejo es uno de los grandes desafíos que enfrentan las grandes ciudades para controlar las emisiones al medio ambiente. Tan solo en la Ciudad de México se originan más de 13,000 toneladas de basura diaria.

Por ello, Veolia, empresa enfocada a dar soluciones medio ambientales para la gestión eficiente del agua, residuos y energía, sugiere que México tenga sistemas eficientes de manejo de residuos para los sectores urbano e industrial, ya que es fundamental para ver mejoras en la salud y el medio ambiente.

Es clave evitar tiraderos a cielo abierto, y construir rellenos sanitarios regidos por estándares ambientales, así como crear más centros de valorización que incluyan plantas de selección, reciclaje, biodigestión y waste to energy, que convierte la basura en energía limpia, para así poder aprovechar los recursos en su totalidad, reducir las emisiones de metano y gases efecto invernadero.

La ganadería, la actividad industrial, el uso de leña, incluso hacer una carne asada genera gases dañinos para el medio ambiente y para la salud. Es por ello que México debe buscar una transformación ambiental, en donde se aprovechen al máximo los recursos mediante su renovación y óptimo manejo, como la implementación de sistemas de biogás. A nivel individual se recomienda reutilizar los residuos, evitar el plástico de un solo uso y reducir el uso del automóvil, por mencionar algunas acciones.

 

Fuente: Veolia

Anterior

Todo listo para la XX edición del Festival de la Paella

La docencia, profesión importante para el desarrollo de México

Siguiente

Deja un comentario