¿Qué es y cómo evaluar el salario emocional de un trabajo? 8 puntos

| |

¿Sabías que para el 35% de los jóvenes de 18 a 24 años el sueldo no es el elemento principal para aceptar un puesto de trabajo, algo que no sucede en el caso de los empleados de 55 a 64 años? Y es que, en la actualidad, tener un buen sueldo no equivale a sentirse satisfecho en el plano profesional. Esto sucede porque del salario emocional depende nuestra salud personal, familiar y, en consecuencia, también la laboral. ¿Ya sabes de qué se trata? Te contamos más sobre este concepto y 8 puntos que debes evaluar y valorar para saber qué tipo de salario emocional te ofrece un puesto.

¿Qué es el salario emocional?

El salario emocional puede definirse como el conjunto de beneficios no económicos que hacen sentirse cómodos a los empleados de una empresa y que, además, contribuyen a mejorar su calidad de vida haciéndoles crecer tanto personal como profesionalmente.

En otras palabras, este término hace referencia a aquellos beneficios tangibles o ventajas intangibles que ofrece un puesto de trabajo que no quedan reflejados en la nómina. Esto puede ir desde la posibilidad de disponer de un servicio de comedor hasta contar con un buen clima laboral.

El salario emocional se trata de lograr un equilibrio emocional entre vida personal y trabajo que repercuta en un beneficio mutuo y compartido entre empresa y trabajador. Entonces podemos decir que lo ideal es que el salario monetario y el salario emocional vayan de la mano, ya que, una vez cubiertas las necesidades monetarias, hay otros elementos que resultan vitales para tomar cualquier decisión laboral, sobre todo, en las nuevas generaciones. 

¿Qué deberías de evaluar para valorar el salario emocional de un trabajo?
8 puntos

Flexibilidad laboral

A raíz de la pandemia de covid-19, la flexibilidad horaria se ha convertido en uno de los principales atractivos laborales.

Facilidad para conciliar: vida familiar y laboral

En este punto puedes evaluar, más allá de la flexibilidad horaria, algunos beneficios como: servicio de comedor, apoyo de transporte, guardería, gimnasio, flexibilidad de la jornada laboral, etc.

Salud laboral

Algunas formas en las que puedes evaluar acciones en este sentido son: cursos de hábitos de alimentación, talleres de gestión del estrés, convenios con bonificaciones en gimnasios o material ergonómico para los empleados, etc.

Crecimiento profesional

Otro factor importante en el salario emocional es la posibilidad de crecimiento. Así pues, durante la entrevista de trabajo pregunta si en el puesto en cuestión podrás promocionar e ir adquiriendo cada vez más responsabilidades para no sentirte estancado en un futuro. 

Capacitación continua

Esta forma de inversión resulta benéfica tanto para el colaborador como para la empresa. Pregunta si hay opciones de formación continua que te permitan seguir mejorando tus habilidades.

Ambiente laboral

Siempre será importante que la empresa disponga de medidas para favorecer el compañerismo, como actividades de teambuilding o espacios de esparcimiento, e incluso de políticas de diversidad, canales de comunicación o programas de voluntariado, etc.

Compartir misión, visión y valores

Compartir la filosofía de la compañía en la que colaboras te ayudará a sentirte más feliz, satisfecho y motivado en tu empleo. Actualmente la Responsabilidad Social Corporativa influye mucho en la decisión de los jóvenes al momento de elegir un puesto de trabajo.

Reconocimientos

La retroalimentación y los reconocimientos son sumamente benéficos para los colaboradores. El hecho que los líderes sepan poner en valor tus logros, ya sea con acciones tan sencillas como un reconocimiento público o con medidas más tangibles, como bonos o viajes de incentivos, inspira y motiva al crecimiento.

Fuente: Santander

Anterior

¿Cómo elegir TUS palabras clave para el CV con estrategia?

¿Qué es el Elevator Pitch? 8 pasos para escribirlo

Siguiente

      Politíca de Privacidad         Términos y Condiciones         Legal