La biofilia nos ayuda a liberar el estrés del encierro