5 beneficios de escribir a mano

| |

La escritura ha figurado como un gran avance para el ser humano, de hecho, marca un antes y un después en la cronología de la evolución. Sin embargo, debido al avance tecnológico los dispositivos electrónicos son el principal motivo de que la escritura a mano sea cada vez menos frecuente. Pero esto no tiene que ser así, y menos considerando estos beneficios que trae consigo el escribir a mano.

La rapidez, facilidad de corrección y otros recursos digitales están modificando todo lo que conlleva escribir. Ya casi no utilizamos cartas, ahora es el correo electrónico. Los estudiantes ya no hacen trabajos a mano, utilizan la computadora. E, incluso, estudian desde ahí o utilizar la tableta o celular.

No obstante, Mangen, A. (2011) –psicóloga de la Universidad Stavangen de Noruega– mostró que los individuos que estudian en formatos impresos en papel se desempeñan mejor cuando se examina la comprensión de lo que leyeron, comparado con aquellos que estudian a partir de los mismos textos pero en formatos electrónicos. Además, escribir a mano favorece una mejor memorización.

Pero, ¿qué otros beneficios obtenemos al escribir a mano? Aquí te dejamos cinco de ellos para que “no se pierda la bonita tradición”:

1. Mejora el aprendizaje

Optimiza el procesamiento de la información y te ayuda a reestructurarla con tus propias palabras. También contribuye a mejorar la comprensión lectora, fijando ideas y conceptos e impulsando una mayor capacidad de síntesis y análisis, fundamental a la hora de estudiar y generar esquemas, resúmenes y mapas conceptuales. Además, se evitan las faltas de ortografía, ya que estas no son señaladas por ningún corrector.

2. Mayor creatividad

Debido a que la actividad neuronal incrementa al practicar la escritura, tu capacidad de resolver problemas también aumenta considerablemente. Y es que la capacidad expresiva, la imaginación y la creatividad se estimulan debido al tiempo previo para pensar que genera la escritura a mano.

3. Cero distracciones

 Es cierto que las nuevas tecnologías nos permiten ser «multitarea». Y es que mientras escribimos podemos estar oyendo música, estar pendientes de un chat o de las redes sociales. Sabemos estar centrados en una cosa sin olvidar prestarle atención a otras.

Pero, cuando escribimos a mano esto no sucede: toda nuestra concentración se destina en el acto de escribir. De hecho, es casi un requisito. Ya hay muchas funciones activas (pensar lo que vamos a escribir, sujetar el instrumento, visualizar, escribir) para estar pendientes de muchas otras.

4. Cerebro activo

Al estar más zonas del cerebro activadas, cuando se escribe a mano se emplean mucho más intensamente las funciones ejecutivas de adaptación, planificación, estética y previsión y se realzan las cualidades claramente humanas de belleza y emoción.

Por otor lado, dado que también es una excelente gimnasia para nuestro cerebro ejercitamos nuestras capacidades visuales, motoras y mentales. Con esto, podemos lograr que nuestra inteligencia se vea potenciada. En definitiva, escribir a mano puede hacernos más listos.

5. Adiós estrés

Al igual que muchas personas se relajan coloreando los populares mandalas, escribir a mano es una actividad con efectos relajantes y que pueden combatir la ansiedad. Según grafólogos y expertos en escritura a mano como Marc Seifer, escribir a mano una frase calmante funciona como una suerte de “grafoterapia” muy sencilla de poner en práctica.

Incluso, dependiendo del tipo de herramienta que elegimos para escribir puede aportar aún más a dicho efecto relajante. Por ejemplo, escribir con una pluma fuente puede generarnos sensaciones diferentes a que si lo hacemos con un lápiz. Y es que hay gran varidedad de elección por diseño, por la forma de agarre, por su material, por su tipo de punta, etcétera.

Anterior

La UNAM abre convocatoria para ingreso a posgrados

5 hábitos para ser un buen líder digital

Siguiente